Estàs aquí

La parroquia de Sant Ignasi de Lleida acoge personas temporeras

(InfoSJ | 19 de mayo 2021)

Desde este lunes 17 de mayo la parroquia de Sant Ignasi de Loiola de Lleida ha abierto las puertas para acoger a las personas temporeras que llegan a la ciudad para trabajar en la campaña de recogida de fruta.

El proyecto, resultado de la colaboración entre tres entidades leridanas, Arrels Sant Ignasi, Càritas Diocesana de Lleida y Cruz Roja, y con la participación de la Plataforma Fruta con Justicia Social, ofrece la posibilidad de pernoctación, además de desayuno, cena y espacios de consigna y duchas a las personas acogidas. La parroquia cuenta con una decena de plazas.

A pesar de ser una acogida limitada, desde Arrels Sant Ignasi explican que "tanto los usuarios como los voluntarios valoran muy positivamente el tono de la acogida, ya que ofrecen un lugar bueno donde las personas, después de semanas de dormir en la calle, se rehacen, encuentran y valoran la calidez y el trato humano".

Esta iniciativa es una respuesta de emergencia, que finalizará cuando se pongan en marcha los mecanismos de acogida que desde el Ayuntamiento de Lleida ofrecerán a estas personas a partir del 1 de junio, con la apertura del recinto de pabellones de Fira de Lleida. Es el segundo año consecutivo que se lleva a cabo este proyecto, a pesar de las dificultades añadidas que conlleva la pandemia del Covid-19. Personal técnico y voluntariado hacen posible garantizar la cobertura de los derechos básicos de estas personas, a pesar de estar lejos de la respuesta consensuada e integral que reclaman las entidades desde hace años.

Arrels Sant Ignasi, Cáritas Diocesana de Lleida y Cruz Roja cuentan con la experiencia de trabajo y coordinación para intentar resolver la situación de este colectivo de la mejor manera posible. Hace unos días se constataba la llegada de estas personas, no sólo en la ciudad de Lleida sino en muchos municipios del Baix Segre, y las entidades remarcan la importancia de que no se vuelvan a repetir las situaciones de vulnerabilidad que se vivieron en la primavera y el verano del año pasado, agravadas por la situación sanitaria.

En esta línea, hace pocos días, se hacía público este manifiesto impulsado por Arrels Sant Ignasi y difundido a través de visibles.org para reclamar una buena acogida de las personas temporeras.