Estàs aquí

Un verano para Servir+

 

(InfoSJ | 2 de agosto 2021)

Este mes de julio se han llevado a cabo diversas experiencias MAG+S donde jóvenes de la red pastoral ignaciana han podido vivir el seguimiento de Jesús y el servicio a los demás. Entre las posibilidades que se han ofrecido este año destaca Servir+, una ocasión de crecer en la fe trabajando por la justicia.

Además de las experiencias de servicio que se han vuelto a desarrollar en Bilbao (“Sanfran”), Burgos (“Atalaya”), Donosti (“Martutene”) y Almería (“Construyendo puentes”), este verano se han propuesto nuevas experiencias “Servir+” en ciudades como Valladolid, Alicante o Madrid en colaboración con diversos proyectos sociales del entorno de la Compañía de Jesús. El objetivo de estas experiencias es posibilitar y priorizar una mirada hacia los más vulnerables de nuestra sociedad, con el corazón abierto al encuentro con cada persona y las manos dispuestas a ayudar desde lo más sencillo y concreto hasta la transformación de la realidad.

En Madrid, un pequeño grupo de jóvenes ha colaborado en el desarrollo del Campamento urbano que la Unidad Parroquial Padre Rubio ofrece a los niños y adolescentes del barrio de Ventilla, viviendo en los sencillos locales que ofreció la parroquia San Ignacio de Loyola. Además de apoyar las actividades socio-formativas, han podido conocer la realidad social del barrio compartiendo comidas y celebraciones con las comunidades jesuitas.

Por su parte en Alicante el grupo de participantes ha reforzado las actividades ofrecidas desde el centro de día de Nazaret, un proyecto socioeducativo que protege y acompaña a menores en vulnerabilidad social. Por las tardes, las “visitas” (tiempo de estar y jugar, de conversar y convivir) en los pisos de menores han completado esta experiencia en la que destaca el cuidado y la cercanía.

Debido a las condiciones impuestas por el contexto sanitario, este verano los grupos han sido menos numerosos, pero se ha seguido apostando por las claves de las experiencias MAG+S fundamentando el servicio con la oración personal, y consolidando el compromiso con el conocimiento de los problemas sociales, de las asociaciones y proyectos que quieren dar respuesta, y facilitando la convivencia desde la sencillez y austeridad como estilo de vida. Así, día a día, entre actividad y dinámica, entre conversación y encuentro, los participantes han ido reconociendo a Dios animándolos a seguir viviendo con intensidad y generosidad, conociendo y queriendo estas personas y realidades que transforman.

Para saber más sobre las experiencias de verano puedes consultar este enlace de la web MAG+S y las redes sociales @pastoralmagis.